RUMOR, DESINFORMACIÓN, LEYENDAS URBANAS EN RELACIÓN A LA SEGURIDAD ALIMENTARIA.


Es importante, que los consumidores tengan mucha prudencia con los rumores infundados y leyendas urbanas sobre alimentos, aditivos perjudiciales, empresas alimentarias fraudulentas, prácticas ilegales en empresas del sector, etc... Hoy en día, con mayor motivo, ya que internet difunde rápidamente muchas noticias y muchas veces se dan por buenas sin contrastar la información, haciendo un flaco favor al consumidor y al verdadero objetivo de la Seguridad alimentaria, que realmente es:  PROTEGER LA SALUD DEL CONSUMIDOR.

Un ejemplo clarísimo, es un rumor difundido a mediados de los años setenta, de los más alarmistas que ha existido, sobre aditivos alimentarios y por supuesto, científicamente erróneo, que ha llegado hasta la actualidad. Se trata del llamado "PANFLETO O LISTA DE VILLEJUIF".

La teoría sobre la autoría del panfleto, es que,  se ideó y elaboró para atacar a una fábrica local, situada en un barrio próximo a París, llamado Villejuif, dedicada a la elaboración de bebidas refrescantes y mostaza, en la que en ese momento existía un conflicto laboral. 

Hay la creencia de que un trabajador elaboró una lista de aditivos, coincidentes con los más utilizados por la industria en la que trabajaba este empleado, sin ninguna base técnica o científica. Además, plasmó este listado en papel con el membrete de un reconocido centro de oncología de Villejuif, situado muy cerca de la planta.

Físicamente, la "lista de Villejuif", es un listado de aditivos designados por su numeración según el código de la Unión Europea, acompañados de unos supuestos "efectos sobre la salud", en tono catastrofista. Se clasifica los aditivos alimentarios en tres categorías: "cancerígenos", "sospechoso", o "inofensivos". El primer ejemplar conocido del folleto fue publicado en febrero de 1976 en Francia, en forma de una página escrita a máquina. Su autor sigue siendo desconocido. 

Las sucesivas versiones indicarán, supuestamente: "Informe del Hospital de Villejuif", con membrete del hospital y asociado al departamento de Oncología y a  un conjunto de centros sanitarios de enseñanza e investigación (Institut Gustave Roussy y Hôpital Paul Brousse) vinculados a la Facultad de Medicina París-Sur  y de gran prestigio en la investigación y tratamiento contra el cáncer.

Este último, es un listado más detallado e indica  los efectos de los aditivos que aparecen, así como los nombres de las marcas a evitar. El  hospital de Villejuif (Gustave-Roussy Institute), ha negado muchísimas  veces la autoría del  documento .
  
Hospital Paul Brousse
Gustave-Roussy Institute


En principio,  durante su emisión, el  folleto atrae la atención de los expertos, que lo consideran desde el minuto cero como sospechoso, sobretodo por la aparición, nada rigurosa desde el punto de vista científico y bastante ridícula, del aditivo E-330 , Ácido Cítrico  (absolutamente inócuo), considerándolo en la lista como "el agente carcinógeno más peligroso". Los desmentidos oficiales no impidieron su difusión. En 1979,  habían leído el panfleto un 43% de amas de casa francesas, incluso llegó a encontrarse en salas de espera de algún hospital o ser distribuido por algunos profesores en los colegios.

En la lista se citaban marcas comerciales, que llevaron a los tribunales a las revistas que la reprodujeron (ya que a los autores, era imposible). Han resultado condenadas, al menos, una en Bruselas en 1981 y otra en París en 1983. En 1985, en España, la Federación de Industrias Alimentarias y de Bebidas se querelló contra la Editorial Obelisco por publicar un libro basado en la susodicha lista, incluyendo las mismas barbaridades. Se logró que la policía secuestrara la edición. Finalmente, la denuncia fue archivada por el juzgado. Obelisco reeditó la guía con algunas modificaciones y vendió diez ediciones de la misma, más de 20.000 copias. La última edición, de 1997, aún está disponible en librerías.

Desde entonces y pese a su falsedad, esta lista se ha ido difundiendo por toda Europa, cambiando el membrete en cada país. En España, se distribuye como: “Lista del Hospital de Majadahonda”, aportando el nombre y número de colegiado de una doctora que no existe.


Enlaces de Hemeroteca sobre el tema:

0 comentarios :