Qué alimentos se pueden o no se pueden congelar.


Si es bien cierto, que manteniendo el congelador surtido, ahorraremos tiempo y dinero, suele haber dudas sobre cuáles son los alimentos que se pueden y no se pueden congelar. Voy a intentar aclararlo.


    Lista de los alimentos que sí se pueden congelar sin ningún problema:


1. Productos horneados:

Algunos ejemplos de dulces horneados que se pueden congelar son:

-Brownies y Cookies: Se  deben poner en bolsas herméticas o recipientes de almacenamiento con tapas que ajusten bien.
-Panes, bollos, magdalenas: Basta con hacer doble bolsa que previene las quemaduras por congelación y aguantarán perfectamente varios meses.
-Bizcochos simples.
-Granola o muesli: Si hacemos granola o muesli casero (mezcla nueces, copos de avena, miel y otros ingredientes naturales), podemos hacer un lote grande y luego congelar en tarros de cristal o bolsas de congelar zip-top.
-Pasteles o mezclas de pasteles:  No se suele congelar pasteles, pero si lo hace, asegúrese de que el pastel esté protegido de la condensación del congelador,  usando para ello, una envoltura a prueba de humedad. Mejor usar papel encerado y bolsa plástica.
Los pasteles de frutas mejor no congelarlos porque la fruta se echará a perder y le dará un sabor más ácido. Los pasteles sin relleno no ofrecen demasiados problemas, los que tienen de relleno merengue aguantan bastante bien, el problema está con las coberturas de queso crema, huevo o nata, que son más delicados para congelar, pierden sabor y consistencia. Si tienen colorantes, al congelar, pierden nitidez y al descongelar su apariencia no es demasiado agradable. Por precaución no se debe conservar más de 4 semanas.


2. Materias primas de productos destinados a hornear:



-Chocolate: Se  puede almacenar en el congelador, incluso se mantiene durante más tiempo de esta forma y con un sabor "más fresco". 
-Nueces y otros frutos secos: Los frutos secos en el congelador,  parece ser que conservan mucho mejor sus aceites y se evita que se vuelvan rancios. 
-Harina y azúcar: Se puede congelar perfectamente, aunque en principio no sea necesario para mejorar su conservación.


3. Lácteos:




-Mantequilla/Margarina: No hay truco aquí, sólo se tiene que introducir todo el paquete en el congelador y retirar cuando esté listo para su uso.
-Bloque del queso: Se congela perfectamente, sólo recuerde que es mejor cortar y triturar antes de congelarlo, de lo contrario, se desmoronará al descongelar.
-Queso Crema: Poder se puede congelar el queso crema, aunque puede quedar como grumoso y soltar agua al descongelarlo, aunque  sí tendrá el mismo sabor y podrá mantenerse hasta un mes en congelador.
-Leche: Se puede congelar la leche,  y se hará de forma segura, debe hacerlo antes de su fecha de vencimiento. Puede ocurrir que la textura se vea afectada porque la grasa puede coagular a bajas temperaturas y afectar a su textura. Importante que el envase se encuentre intacto y sea resistente, ya que al congelar aumentará su volúmen y puede hacer que se rompa .
-Yogur: El yogur helado es un  postre delicioso y saludable. Dejé que descongele  un poco antes de comer, así que conseguirá una interesante textura cremosa.

4. Frutas:

Antes de congelar fruta, asegúrese de que está lavada y seca, y es recomendable almacenarla dividida en porciones más pequeñas. Esto hará que sea fácil utilizar sólo lo que necesitamos, sin descongelar todo el lote. Las frutas pueden mantenerse hasta un año congeladas, siempre que el envase esté sellado correctamente.
 


Se puede congelar sin problemas:

-Frutas en general: podría congelar casi cualquier fruta, por ejemplo, si  desea utilizarla para batidos, ya que no afectará a su textura, sin embargo, no se recomienda congelar fruta para consumirla  directamente. Alguna fruta al descongelarla, quedará con menor volúmen, debido a la pérdida de agua que experimenta al romperse sus células, afectando por tanto a su textura final y sabor.
-Bayas: Es interesante congelar todo tipo de bayas para crepes, batidos, coberturas de tartas, helados, etc...
-Plátanos: Cuando los plátanos empiezan a estar demasiado maduros, congelarlos resulta útil. Se pelan y se cortan en rodajas e introducen en bolsas de congelador. Para consumir directamente no son tan sabrosos, pero para otros usos es perfecto.
-Mermeladas y jaleas: Pueden durar hasta un año. Es importante que queden cerradas herméticamente para impedir que entre aire o humedad en el producto, para que no se formen cristales de hielo ni sabores y  quedaduras de congelador.


5. Hierbas y Verduras:

-Hierbas: Se pueden congelar las  hierbas frescas, por ejemplo, en bandejas de cubitos de hielo y  utilizarlas  para sopas, estofados y guisos más tarde durante todo el año.
-Verduras: al igual que con la fruta, la verdura congelada es práctica para otros usos que no sea el consumo directo, porque en este caso, se  obtendría, en muchos casos,  un producto con sus características originales  afectadas. Por ejemplo, no se recomienda congelar  lechugas, tomates, pepinos, etc... Sus células contienen una gran cantidad de agua, que una vez congelados, forman cristales de hielo mucho mayores a las moléculas de agua original, causando la ruptura de las paredes celulares, que conduce a la pérdida de su integridad estructural e implicaría pérdida de apariencia original y también pérdida de sabor. Si lo congelamos para otros usos, siempre es preferible cocinarlos primero.


6. Comida:

Es práctico hacer doble cantidad de nuestras comidas favoritas para almacenar en el congelador. Luego, en días de gran afluencia, nos arreglarán de forma rápida almuerzos y cenas.



-Sopas, guisos y caldos: se dividen en raciones y se congelan por ejemplo en bolsas de congelador, pudiéndose apilar facilmente. Os dejo enlace a un post anterior en el blog que habla del tema."Cómo congelar y almacenar de forma correcta y segurauna sopa, guisos, purés, etc.."
-Cazuelas: Lasañas, macarrones, platos de pollo, etc.. Sólo es importante asegúrarse  de que todos los ingredientes estén completamente cocidos antes de congelarlo. Cuando esté listo para comer, sólo descongelar y hornear normalmente.
-Salsa de Pasta: Por lo general, nunca utilizamos entero el lote de salsa que elaboramos para la pasta en una comida, así que basta con meter las sobras en el congelador, listo para usarse  la próxima vez que comamos pasta.
-Carne: Se puede congelar la carne cocida, carne cruda, carne picada, carne desmenuzada, etc... Sólo asegúrese de que está correctamente sellado en envase para evitar quemaduras por congelación.

No  congelar:




1. Huevos crudos con cáscara:
Conseguiremos que se rompan y se desparramen por todo el congelador. Si no ocurriese esta ruptura, perdería igualmente elasticidad, teniendo consistencia gomosa poco agradable. Es mejor, si hemos comprado muchos, obsequiarlos.

2. Vegetales y frutas,  muy ricas en agua y poco resistentes al frió.
No servirán para congelarse y sólo conseguiremos, si lo hacemos, que pierdan agua, textura deseada y su sabor característico.

3. Latas o frascos  de conservas.
Recuerde que el agua aumenta su volumen al congelarse y si introducimos una lata o frasco en el congelador, la conserva se expandirá y terminará  rompiendo.

4. Mayonesa.
Se trata de una emulsión estable de aceite de oliva dividido en agua con yema de huevo, si el proceso de congelación-descongelación rompe la emulsión tendremos como resultado una masa gruesa e inutilizable.
Las claras, son diferentes y sí pueden congelarse sin problemas.

5. Pescado cocido:
El pescado congelado al vacío, sí puede ser congelado tranquilamente hasta 3 meses. El problema es cuando no queda correctamente envasado al vacío y queda aire, de tal manera que el pescado absorbe la humedad y se convertirá en una pieza blanda, de mala calidad e inservible.


¡Les invito a añadir sugerencias o experiencias sobre alimentos que han congelado exitosamente  o por el contrario que ha resultado desastroso¡.

1 comentarios :

Mireia Sanmartin dijo...

Holaaa!! Muchas gracias por la información. Se puede congelar la fruta desecada? Gracias