ALMACENAMIENTO HIGIÉNICO DE ALIMENTOS. ¡NO NOS OLVIDEMOS¡

Las condiciones del lugar donde se almacenan los alimentos en las empresas del sector, tendrían que ser, una de las primeras cartas de presentación para el cliente.  Si el almacén no cumple unos requisitos mínimos, difícilmente, los alimentos manipulados posteriormente lograrán el aprobado desde el punto de vista higiénico-sanitario.

La clave es estar concienciado, ponerle ganas e intención para cumplir correctamente algunas normas básicas de almacenaje alimentario, que por otra parte, es legalmente obligatoro.

El almacenamiento de los alimentos ha de ser ORDENADO y garantizar PROTECCIÓN frente a condiciones externas indeseadas.


El almacenamiento a temperatura ambiente ha de ser en lugares limpios, secos y correctamente ventilados, ya sea de manera natural o artificial y garantizando que no se exponen a la luz solar directa, ya que el exceso de luz y humedad favorece la reproducción de bacterias y hongos.


El almacenamiento de alimentos perecederos se deberá realizar en frío, ya que las temperaturas bajas inactivarán temporalmente el crecimiento de la mayoría de microorganismos patógenos y podremos mantenerlos bajo control y aumentar la vida útil.

Los equipos frigoríficos tienen una capacidad determinada que no deberá superarse, debemos evitar sobrecargas. La consecuencia sería una perdida importante de  eficacia por parte del equipo y por tanto, un riesgo alimentario.


Deberá existir un método de comprobación de la temperatura en las cámaras frigoríficas, garantizando que se encuentra dentro de unos límites seguros. Por debajo de los 5ºC.


A la hora de almacenar, es importante separar los alimentos CRUDOS de los ELABORADOS, para evitar contaminaciones cruzadas y se separarán, a su vez, deseablemente, por grupos y tipos de alimentos.

¡Nunca, Nunca, Nunca¡, depositar alimentos directamente sobre el suelo. Se utilizarán palets o estanterías. La altura mínima del suelo será de 40cm. y la distancia a paredes y techos de 15cm. 

Es importante el esfuerzo para poder garantizar que quede siempre ese espacio.


Los techos, paredes y pisos de los almacenes de alimentos han de ser de material resistente, impermeable, anticorrosivo  y de fácil limpieza. Los paredes y tabiques se garantizará que tengan una superficie lisa hasta la altura apropiada para las operaciones que se van a realizar.

Las puertas, ventanas y otras huecos practicados en paredes o techos deberán estar correctamente protegidas para evitar la entrada de insectos, roedores, etc.


En almacenes es importante que el suelo disponga de un sistema de desagües con  una ligera pendiente hacia los mismos, para evitar entancamientos de agua y también deberán disponer de válvulas antirretorno 

Las superficies de todos los elementos que formen parte del entorno en el que se manipulan alimentos deberán cumplir las siguientes caracterísiticas: ser sólidas, de fácil limpieza, desinfección y mantenimeinto, inertes al contacto con alimentos o con productos habituales utilizados en las tareas de limpieza y desinfección.


Fuente Imagen : FAO. 1985. Prevention of Post-Harvest Food Losses:
 A Training Manual. Rome: UNFAO. 120 pp.


Nunca almacenar productos de limpieza en los lugares destinados a almacenar alimentos.Se debe disponer de un lugar específico para almacenar estos productos, correctamente identificado.

Importante realizar las tareas de limpieza en condiciones húmedas, nunca en seco.



No dejemos que los almacenes sean los grandes olvidados. 
¡Es importante realizar una gestionar higiénica del almacenamiento por el bien de todos¡

1 comentarios :

Anónimo dijo...

Hola buenas tardes.

Espero me puedan ayudar, me gustaría saber la bibliografía sobre el almacenamiento de ingredientes, es decir en que se basaron para establecer la medida en que deben estar separados de la pared..

Saludos