¿Comida de laboratorio?. Nanotecnología aplicada a la alimentación.

Para muchos de ustedes el término nanotecnología les sonará un poco extraño e incluso a ciencia ficción o de uso exclusivo en medicina y no es así. Aunque desconozcamos el término, podemos afirmar que desde hace década muchos de los alimentos que entran en nuestros hogares  y encontramos en las estanterías del supermercado, contienen ingredientes "nano-facturados".  

¡Sin sustos, porfa¡. Empezaré por el principio. 




¿QUÉ ES LA NANOTECNOLOGÍA?

Según una  definición más técnica podríamos decir que es:

El diseño, producción y aplicación de estructuras, aparatos y sistemas en los cuales el control de  la forma y tamaño se encuentra en la escala nanométrica.

De forma más sencilla, podríamos definir Nanotecnología como la rama de la ciencia que se encarga de manipular y controlar la materia a una escala muy, muy pequeña, a nivel de átomos y moléculas. Tamaños inferiores al micrómetro, es decir, a la trillonésima parte del metro. Para contextualizar la FOE (Amigos de la tierra) pone un ejemplo interesante: un de hilo de ADN equivale a 2.5nm en su ancho, una molécula de proteína a 5nm, un glóbulo rojo a 7,000 nm y un cabello humano a 80,000 nm en su ancho. ¡Si un nanómetro estuviera representado por una persona, un glóbulo rojo podría ser de 7 kilómetros de largo!. Nos podemos ahora hacer una ligera idea. ¿No?.

Cuando se manipula la materia a escala tan minúscula, presenta fenómenos y propiedades totalmente nuevas. Por lo tanto, los científicos utilizan la nanotecnología para crear materiales, aparatos y sistemas novedosos y poco costosos con propiedades únicas.

Su uso es relativamente reciente, (el ganador del premio Nobel de Física de 1965, Richard Feynman, fue el primero en hacer referencia a las posibilidades de la nanociencia y la nanotecnología en un discurso que dió el 29 de diciembre de 1959, titulado "En el fondo hay espacio de sobra").


  APLICACIONES DE LA NANOTECNOLOGÍA A LA CADENA ALIMENTARIA.

Muestro una lista, basada en la "Tabla de Yañez y Jarrín del año 2009" con diferentes aplicaciones de la nanotecnología en diferentes sectores de la cadena alimentaria.



   NO ES LO MISMO NANOTECNOLOGÍA APLICADA A LA ALIMENTACIÓN QUE ALIMENTOS TRANSGÉNICOS. 

No son lo mismo, aunque la preocupación y la polémica se presenta de manera muy similar a la problemática planteada en su día (y actualmente), por los organismos genéticamente modificados (OGM), en el sector de la alimentación, tanto para los consumidores como para múltiples organizaciones detractoras. En principio, el uso de los OGM beneficia principalmente al sector primario, mientras que la nanotecnología puede beneficiar y aplicarse en todos los eslabones de la cadena alimentaria, desde los productores hasta los minoristas. Las nanopartículas son más versátiles en su uso en el sector, por lo tanto, el número de productos a los que se podría aplicar también será mayor, por lo que todo apunta y es una realidad, a un imparable crecimiento.


     ARGUMENTOS A FAVOR Y EN CONTRA.

Como toda novedad y sobretodo cuando afecta a lo que comemos y sin demasiada perspectiva temporal, "la polémica está asegurada". Las nanopartículas cuentan con fervientes defensores y con otras muchas personas y organizaciones con serias dudas e incluso absoluto rechazo a su uso.  Algunos de los argumentos más habituales que utilizan unos y otros son los siguientes: 


ARGUMENTOS EN CONTRA:

El argumento principal es que el uso creciente en agricultura y alimentación de nanopartículas artificiales, creadas en laboratorios, atenta directamente contra la conservación de nuestro medio ambiente y la salud de la población.

Según un informe emitido en Marzo del 2008 por la FOE (Amigos de la Tierra), que pueden leer pinchando enlace, indican que hay estudios que demuestran que las nanopartículas pueden dañar la salud humana a nivel pulmonar y causar síntomas como sarpullidos, congestión nasal y otros síntomas que pueden tener su efecto a largo plazo. Al ser tan pequeñas alegan que “tienen más probabilidades que las partículas más grandes de entrar en las células, tejidos y órganos” y pueden “ser más reactivas químicamente y más bioactivas que las partículas más grandes de los mismos químicos”. Otro estudio de la Universidad de Cornell encontró que la exposición a nanopartículas puede cambiar la estructura de los revestimientos de las paredes intestinales en gallinas.

Recientemente, de nuevo la organización Amigos de la Tierra (FoE) publicó un informe titulado Ingredientes Pequeños, Grandes Riesgos, que detalla cómo la industria alimentaria utiliza la tecnología para añadir secretamente metales no marcados, como puede ser la plata a los productos conocidos como el queso, chocolate, leche, soda, caramelos, soja, almendra, arroz, chicles, palomitas de maíz, aderezos para ensaladas y aceites, yogur, cereales, galletas, pastas y bebidas deportivas. Estos productos son fabricados por algunos de los grandes nombres de la industria de alimentos, incluyendo Kraft, General Mills, Hershey, Nestlé, Coca-Cola, Unilever, Smucker y Albertsons.

ARGUMENTOS A FAVOR:

La industria alimentaria, su mayor defensora, expone que utilizando la nanotecnología se puede conseguir un mayor acceso a los productos alimenticios por parte de los consumidores e incluso abaratar precios. 

Otros beneficios que defienden es que los alimentos mantienen mayor contenido de nutrientes, permanecen frescos más tiempo, pueden sustituir a ciertos aditivos como espesantes, colorantes, etc...consiguiendo iguales o mejores resultados, incluso afirman que pueden detectar patógenos alimentarios en cualquier fase de la cadena alimentaria. 

Se destaca también el tema de la Seguridad alimentaria mundial en cuanto a producción agrícola, indicando que permite mejorar el rendimiento y productividad local de alimentos en comunidades rurales más desfavorecidas. 

Así visto, parece impresionante e incluso "milagreiro", como dicen en mi tierra. ¿La solución entonces, está en la NANOCOMIDA?. 



   QUÉ DICE LA LEY. ¿HAY REGULACIÓN PARA EL USO DE NANOALIMENTOS?.


A nivel Europeo disponemos de la Directiva Nº 2001/95, relativa a la seguridad general de los productos.

La Directiva Nº 1907/2006, llamada Directiva Europea REACH, relativo al registro, la evaluación, la autorización y la restricción de las sustancias y preparados químicos. Resulta en principio algo insuficiente. Sólo son enviados los productos químicos que se producen en cantidad superiores a una tonelada al año. Dado el tamaño de las nanopartículas, semejante peso no se produce siempre. Tampoco existe un requisito de etiquetado, es por ello que el Parlamento Europea empieza a abordar esta cuestión. 

Otro normativa europea de referencia sería el Reglamento (CE) 1272/2008, sobre clasificación, etiquetado y envasado de sustancias y mezclas, y por el que se modifica el Reglamento CE nº 1907/2006.
El problema es que son normativas horizontales muy generales, donde no se aborda el tema concreto de las nanopartículas. Es necesaria una regulación vertical más precisa.
En febrero de 2009, la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria publicó un dictamen sobre los riesgos potenciales derivados de la nanociencia aplicada en alimentos y piensos, las principales conclusiones fueron que los datos sobre la exposición y toxicidad oral a los nanomateriales son limitados y que debe incluirse, en la identificación y caracterización de los riesgos, información sobre si el material se ingiere en forma nano o no. El informe concluyó también que las nanopartículas, por su diminuto tamaño, pueden circular por el organismo de forma distinta a como lo hacen otras partículas más grandes y que, por tanto, es necesario realizar evaluaciones de riesgo para cada caso. Hay que fijar controles específicos para determinar una posible toxicidad.

Garantizar la seguridad de estas partículas es fundamental, según los responsables de ISO (Organización Internacional de Normalización), tanto para los trabajadores como para los consumidores. Por este motivo, han aprobado la norma ISO 10808:2010, destinada a garantizar que los análisis para establecer la toxicidad por inhalación de nanopartículas en el aire son fiables y aplicables en todo el mundo.

Desde marzo de 2010 y hasta diciembre de 2012, un consorcio europeo de investigadores llevo a cabo un proyecto para desarrollar métodos de detección de nanopartículas en alimentos. El objetivo era dar respuesta a la preocupación por el uso de esta técnica a lo largo de toda la cadena de producción, lo que podría denominarse "nanoseguimiento". 

Conclusiones a las que llegaron:
  • "A la luz de los conocimientos actuales y de los dictámenes de los comités consultivos y científicos de la UE y de los evaluadores independientes de riesgos, los nanomateriales son similares a las sustancias y los productos químicos normales, en el sentido de que algunos pueden ser tóxicos y otros no. 
  • Los posibles riesgos están relacionados con nanomateriales específicos y con usos específicos. Por tanto, es necesario realizar una determinación del riesgo de los nanomateriales, que debe hacerse caso por caso, utilizando la información pertinente. Son de aplicación los actuales métodos de determinación del riesgo, si bien aún es necesario trabajar sobre aspectos particulares de dicha determinación del riesgo. 
  • La definición de los nanomateriales se integrará en la legislación de la UE según proceda. La Comisión está trabajando actualmente en los métodos de detección, medición y control de los nanomateriales y en su validación para garantizar la correcta aplicación de la definición. 
  • Existen retos importantes fundamentalmente en cuanto a establecer métodos e instrumentos validados de detección, caracterización y análisis, completar información sobre los peligros de los nanomateriales y elaborar métodos de evaluación de la exposición a los mismos. 
  • En términos globales, la Comisión sigue convencida de que REACH establece el mejor marco posible para la gestión del riesgo de los nanomateriales en caso de que se permitan como sustancias o mezclas, aunque se ha demostrado que son necesarios más requisitos específicos para los nanomateriales en este marco. 
  • La Comisión prevé modificaciones en algunos de los anexos de REACH y anima a la ECHA a elaborar directrices para el registro después de 2013. 
  • La Comisión supervisará de cerca la evolución de la situación e informará al Parlamento Europeo, al Consejo y al Comité Económico y Social Europeo en un plazo de tres años.
En cuento al Etiquetado

La normativa actual de la Unión Europea define un nanomaterial artificial como un material producido de manera voluntaria cuyo tamaño es inferior a 100 nanómetros. La Comisión Europea propuso una definición más precisa, en la que añadió que al menos el 50 por ciento de un nanomaterial debería estar formado por partículas cuyo tamaño debería estar comprendido entre 1 y 100 nanómetros.
Los eurodiptuados rechazaron esta definición el 12 de marzo de 2014, al asegurar que excluía de la obligación de etiquetado a nanomateriales en la actualidad comercializados como aditivos alimentarios. La Autoridad Alimentaria Europea, por su parte, recomendó un umbral del 10 por ciento. Los eurodiputados ha reclamado a la Comisión Europea que presente nuevas normas que tengan en cuenta la posición de la Eurocámara.


Opino, que es necesidad imperiosa contar con leyes que protejan a los consumidores de posibles riesgos, ya que a día de hoy, estos alimentos se rigen por la normativa que se aplica a los nuevos alimentos. No hay leyes concretas sobre su aplicación en la cadena alimentaria. Los conocimientos actuales sobre los efectos tóxicos sobre los consumidores de las nanopartículas son muy limitados y para colmo, por ahora, las empresas no se ven obligadas a demostrar ni informar de nada prácticamente. Los usan y punto.

¡Queda mucho camino por recorrer¡. Estamos en pañales en cuanto a normativa específica y hay que ir de puntillas. Sin embargo, es una tecnología que no para de crecer y crecer y los consumidores de exponernos y exponernos. Por tanto, pedir a las autoridades que regulen el tema sin prisas pero tampoco sin pausa. 

Fuente:
Wikipedia
http://www.lagranepoca.com/32779-industria-necesita-explicar-uso-nanoparticulas-alimentos
http://www.nanoalimentos.com/35-noticias-de-nanoalimentos/noticias-de-nanoalimentos
http://www.europarl.europa.eu/news/es/news-room/content/20140313STO38801/html/Definir-los-nanoalimentos-un-gran-problema-de-muy-peque%C3%B1a-escala
http://beforeitsnews.com/alternative/2014/06/el-gran-riesgo-de-los-nanomateriales-en-los-alimentos-que-comes-2972396.html

0 comentarios :